31 de enero de 2011

Hoy estoy contigo, también.


Estoy contigo, en todo momento y quiero que así lo sientas. Quiero que en los peores momentos cierres los ojos y me veas ahí, a tu lado. Quiero que en tus grandes victorias sientas el mi mano en tu hombro felicitandote y que en las grandes derrotas eintas mi aliento animandote a levantarte. Quiero que sepas que estoy aquí para sufrir contigo, para llorar contigo y también para disfrutar y volar contigo. En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la pobres (sí, esta repetido porque la riqueza es algo utópico) Estoy contigo ayudandote, cuidandote, velando por ti, estoy contigo haciendote reir, alentándote a dar un paso más, guardando tus espaldas.
Quiero que me sientas a tu lado en todo momento y hoy NO es una excepción.
A por ellos!!!

25 de enero de 2011

El destino "Serendipity"


Me gusta creer en el destino, me gusta pensar que te conozco porque hasta cierto punto tenía que conocerte, debía de estar contigo, y las cosas que me han pasado anteriormente me han llevado hasta tí. Me gusta pensar que dijiste la palabra mágica porque tenías que decirla para que yo pudiera romper el hielo y me agrada pensar que las amistades que llevaron a juntarnos no fueron casuales. ¿Qué sentido tendría pensar que las cosas suceden por azar? Es mucho más excitante pensar que tenía que suceder, que estamos juntos porque no podría ser de otra manera, porque dijimos esa frase, porque fuiste a ese concierto, porque entré a tocar en ese grupo, porque conocimos a esa persona, porque ambos estabamos solos y con ganas de creer en la magia, con necesidad de ilusionarnos, con ganas de amar. Quizás el destino no exista, quizás fueron casualidades, pero me da igual, el caso es que me sentía como John Cusack, tumbado en medio de la fria pista de hielo, solo y con la mitad de algo que parecía no casar con nada, y derrepente llegaste tú, sosteniendo la otra mitad que encajaba perfectamente, derrepente apareciste como Kate Beckinsale, con tu cara de angel, y no nevaba, pero sí se paro el tiempo.

22 de enero de 2011


No puedo vivir sin ti, me matan las ganas por verte, besarte, abrazarte y que de ese modo, se pare el mundo.

21 de enero de 2011

Nana para un niño indígena


Un día, quién sabe cuando, tendré un pequeño niño, espero que con ojos azules, entre mis brazos.Será tan pequeño y tan fragil que lo agararé con todo el mimo y el cuidado del mundo, apretandolo contra mi pecho, porque ese bebé es parte de mi, es parte de nosotros. Entonces, le miraré con cariño, inundándole de mi cariño con cada movimiento de mis brazos para que duerma, y disfrutaré de su olor a inocencia, a vida. Seguramente le acaririaré mientras le acuno, quizás le susurre historias de su padre y de su madre, le cuente historias de Nunca Jamás, y es probable que le cante esta canción.
Algún día me tumbaré en la cama y le tumbaré a mi lado, y allí pasaré ratos enteros mirándole, jugando con su manita, y sonreiré al verle, y me alegrará ver su sonrisa, pero sobre todo me gustará alargar la mano por encima suyo y acariciarte a ti, que estaras al otro lado, mirando cómo los dos niños de tu vida sonrien de pura felicidad al estar a tu lado.

16 de enero de 2011

Nuestra gran aventura


La mejor aventura está por llegar. Nuestra gran aventura será volar sin desplazarnos del sitio, será seguir soñando y luchar contra el gran enemigo de toda pareja, la monotonía y la desidia. Nuestra gran aventura será seguir creyendo, convertirnos en aves Fenix que resurjan de sus cenizas siempre con la intención de mejorar. Nuestra gran aventura consistirá en no dejar de imaginar y de inventar, en reconstruir nuestro mundo las veces que sea necesario, así como mejorarlo. Nuestra gran aventura será convertir lo trivial en especial, lo aburrido en divertido, lo inerte en mágico. Nuestra gran aventura será, sin duda, VIVIR.

13 de enero de 2011

9 de enero de 2011

¡¡¡¡¡TE AMO!!!!!

¿Conoces esa sensación?


¿Conoces la sensación que de felicidad suprema que experimentas cuando alguien que amas te abraza? Ese sentimiento de paz, de armonía, de tranquilidad de bien estar, de seguridad. Es algo indescriptible, que va de fuera adentro llenando cada molécula de tu cuerpo. Creo que si tuviéramos unas gafas especiales, podríamos ver como cuando sentimos esa sensación nos salen rayos de luz y felicidad por cada poro de nuestro cuerpo. En ese momento es cuando tu corazón se sincroniza con el de la otra persona y tu respiración se calma, llagando a emitir ese suspiro de bien estar que te sale desde lo más profundo de tu alma.
Ese sentimiento que te inunda, que te colapsa y no deja que tu cuerpo piense en otra cosa ni que tus sentimientos perciban nada más es el equivalente a que alguien te devolviera unas horas de vida. Parece un mero abrazo, pero en realidad quien te protege con su cuerpo en realidad te está curando lo que sea que te enferma. Puede ser la tristeza, la soledad, la lejanía, el desánimo, el desamor, puede que incluso te cure la infelicidad. Porque esa sensación, ese segundo en el que alguien te rodea con sus brazos con la fuerzas justa, firme pero no asfixiante, seguro pero sin agobiar, ese momento en el que tu cerebro se desconecta y te dejas llevar por tus sentimientos sin importarte se hace frio o calor, si estas en la intimidad de tu casa o en un semáforo en la plaza España de Madrid, esa sensación no la reporta absolutamente nada más, ni si quiera un beso.
Personalmente, considero que un abrazo de estas características, ya sabes, apoyar tu cabeza en su pecho y sentir su respiración calmada, y experimentar como ese sentimiento de sosiego te posee, dejar que te acaricie con una mano el pelo, mientras con la otra sientes su calor en tu espalda, eso, para mí, es como volver a tu hogar, a tu refugio. Si mi apuras, es como volver al pasado y sentirte un frágil bebé en manos de quien te protege, es pensar que hoy se puede apagar el mundo que tú seguirás brillando con esa luz invisible que se refleja en tus ojos, es sentir que aunque la peor tragedia suceda en ese mismo momento, tú estás a salvo, porque esos brazos llenos de cariño te protegen, fuertes e inquebrantables, de cualquier problema.
¿Conoces la sensación que de felicidad suprema que experimentas cuando alguien que amas te abraza? Pues ese es mí día a día. Esa es la sensación que me acompaña desde que te conozco, esa es la razón por la que no puedo dejar de sonreír, por la que mis tristezas se convierten en alegrías, esa es la razón por la que te he dicho que nunca he amado así.

8 de enero de 2011


Abrázame y llévame a ninguna parte. Fumémonos las horas. Seis o siete acordes y cuando nos entre el hambre, comámonos el mundo.

5 de enero de 2011

Un beso


En ocasiones, un beso puede cambiarte la vida, puede saberte a despedida, puede darte fuerzas. Un beso puede ser especial, monótono, único e irrepetible, fabuloso e indescriptible. Hay besos que cumplen sueños, y besos hacen que una vida cobre sentido. Pero para mi los mejores son aquellos que saben a magia y que te innunda por dentro de una luz que se nota por fuera, son aquellos que te hacen creer y mantener la ilusión por los Reyes Magos, por la fantasía, por el mañana. Es ese que tú escondes en la comisura de tu labio, y que me entregas en las ocasiones especiales. Es ese que me deja sabor a ti, olor a ti,regusto a ti. Es ese que me hace temblar y me mantiene siempre unido a tus labios.
Gracias por hacerme feliz