28 de septiembre de 2011


Desde que llegó lo ha estado revolviendo todo, cambiando las cosas de sitio y dando un giro a cada día. Me vuelve loca cuando aparece como si nada le fuera mal, como si las peores cosas fueran insignificantes. ¿Ahogarse en un vaso de agua? No conoce esa frase, él nada, le da igual lo que se le caiga encima. Le da igual encontrarse con la mayor tempestad del mundo, es como si tuviera la capacidad de querer y poder, sobretodo poder. A menudo me hace recordar lo grande que es la vida, lo que vale empezar un nuevo día, un nuevo mes, que lo que te puede llegar a pasar está aun por venir, que lo mejor es fácil de encontrar. Abre las orejas y escucha, calma las tormentas, espanta a las nubes y atrae al sol.
Da todo lo que le pidas, abraza si lo necesitas y si no, te besa hasta que se le desgastan los labios. Me hace sentir especial cuando le tengo cerca, me hace ver que los finales no siempre son malos, que las historias se reescriben las veces que tu quieras, que las lágrimas se secan y una carcajada te deja sin aliento.


Felices 22 meses Peter ...

11 de septiembre de 2011

Más que juntos


Más que juntos, en las idas y en las venidas, en los sueños, en los despertares. Más que juntos allá donde vayamos, con quién coincidamos, donde vivamos. Más que juntos en la realidad y en la ficción, en nuestras pesadillas y aquella discursión. Más que juntos en nuestra ilusión, en nuestros planes en nuestras despecidas en nuestros reencuentros. Más que juntos siempre, de la mano, tumbados, con ropa, sin ella. Más que juntos ayer y mañana, bajo la lluvia y sobre cualquier terreno, bajo las estrellas y hasta la luna. Más que juntos en nuestros hobbies, en nuestras cualiades y defectos, en las melodías volátiles y las imágenes captadas. Más que juntos leyendo, mirándonos, en una decepción, en una victoria. Más que juntos sin hablarnos, en una sonrisa, en un detalle, en un hasta pronto. Más que juntos en tu casa, en la mía, en tu piél y en mi corazón. Más que juntos en nuestras fantasías, en la imaginación en un te quiero, en nuestra relación.
Siempre, pase lo que pase, en lo bueno, en lo menos bueno, en cualquier situación, lugar o pensamiento...MÁS QUE JUNTOS

Sueños de rojo


Quizás la vida eterna a tu lado fué demasiado. Quizás el sueño de compartir contigo toda mi vida era una simple quimera. Te lo habría dado todo, me habría entregado a ti como nunca antes lo había hecho, pero tu estúpida indiferencia lo truncó todo. Rompiste mis ilusiones, mis ganas, mi vida. Las rompistes a base pasotismos, borracheras, insultos y una sola bofetada.
Hubiera sido tuya sin necesidad de esa posesividad extrema, sin esa vigilancia, sin esa reclusión que pretendías que mantuviera en nuestra casa. Si no lo hubieras fastidiado todo con tus celos irracionales, si no hubieras tirado por la borda todo nuestro esfuerzo en tan poco tiempo...Me habría entregado, porque estaba enamorada. Pero no hiciste nada para mantenerme a tu lado, solo me ahuyentaste con tus ganas de tenerme tan cerca, y una estaba enamorada, pero no es tonta.
Ahora solo queda cicatrizar las llagas, borrar el pasado y alejarme de ti. Aunque cada vez que en mis sueños apareces, cada vez aue te decico una ínfima reflexión, mis pensamientos se tiñén de rojo, quizás como premonición de lo que podía haber sido.

2 de septiembre de 2011